Religión y Ciencia: “Aléjate” del fuego!

Para los que hemos crecido en un ambiente religioso, la ciencia es como el fuego.

-No entiendo, ¿por qué lo dices?-

demasiado     -/-    too much

Es como el fuego porque es incontrolable: Es como una espada samurai forjada / doblada 7 veces; es un peligro, no es el momento de manipularla. Y no sólo peligro, es algo complejo que no sabes dónde empieza ni dónde termina, en qué te puede afectar, en qué te puedes apoyar y la principal de todas: no dar paso a las dudas. En la niñez, hablar de ciencia y religión, es una super espada de doble filo.

Decirle a un niño “la ciencia y el hombre son malos” es lo mismo que decir “el fuego es malo, aléjate“.

Al niño, se le enseña a nadar, no acerca de cuerpo marítimos, tipos de nados, velocidad, presión del agua, leguas marinas… no, nada de eso.

Al niño, se le enseña acerca de los colores básicos, el abecedario. No sobre colores RGB, hexadecimales, los “fucsia” y a trabajar con los pretéritos pluscuamperfectos.

Entonces, ¿Por qué influir en sus blancas mentes desde temprano imprimiendo en su ser lo que “es bueno” o “malo”? Está de más decir que todo lo que percibimos como “bueno”, es a base de leyes, normas de vida en sociedad y términos y condiciones expuestas e impuestas por el hombre, ¿Cierto?

Resulta complejo, de mucho trabajo, esfuerzo y tiempo sentarse un momento con un infante a tener una ligera conversación:

Papá: – Hijo, la ciencia, estudia las cosas: el todo, la nada. Debes aprender y conocer acerca de ella, porque puede ser tanto buena como mala. Los libros que utilizas en el colegio, son a base de la ciencia. Es el resultado de años y años de estudios que te permiten conocer acerca de todo eso, sin necesidad de pasar por todo ése esfuerzo nuevamente. Los medicamentos que tomas cuando enfermas, son gracias a la ciencia. Mi auto, el Mitsubichi Lancer GS del 2012 que tanto te gusta, lo podemos tener gracias a la ingeniería y a la ciencia. Los trabajos “profesionales”, el aviso de las tormentas, la energía eléctrica, tus consolas de videjuegos, el internet -al que tan duro le das y bastante cara llega la factura eléctrica-… todo, es gracias a la ciencia.

– Oh! Wao papi, la ciencia ha hecho casi todo lo que podemos ver. Sólo le falta podernos hacer mejores personas…

– Sí hijo mío. Ah! Y la ciencia “prueba/sostiene” que Dios no existe, éso es mentira.

-Papi, ¿Por qué sólo esa parte es mentira? ¿Eso es suficiente para que sea mala?-

– :O Mejor leamos la biblia…-

 

¡Por amor a Vishnu! Si los padres de hoy día a duras penas tienen “la conversación” acerca de la pubertad, noviazgos y la protección ante ETS (y que para eso, los papás son especialistas en evadirlas. Pobres madres…)

-Es productivo…- decían.

Personalmente, me alegra que no hayan tenido ése tipo de conversación (Ni malo que haya salido… >.>) pero definitivamente, cada día es más y más necesaria.

Anuncios

Indica lo contrario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s