Mar–tierra mar–tierra, humano la entierra.

The Lorax, una película con una temática inequívoca, explícita, verídica, directa y letal. Una animación del séptimo arte que considero que todo ser humano sobre la tierra debería ver. Ni bien la vi y al par de días me entero de que en China surgió un “salvador” vendiendo AIRE PURO ENLATADO!

A muchos nos vale lo que pase con el mundo, sólo nos interesa nuestro hábitat y en ciertos casos simplemente nuestra casa. Somos unos buenos indolentes, siquiera nos preocupamos y los que sí, sólo aportamos mentalmente ya que no sabemos “como ayudar”. Más son los que actúan y lamentablemente para mal.

betrayal_by_aegis_strife-d5i2j40

(Tomado de Mario Sánchez Nevado)

No sé por qué pero al ser humano (en su mayoría) le encanta omitir, ignorar, pasar por el lado de las cosas como si nada. Ya sea por auto-protección, conciencia, intensiones, etc.

En el siguiente video titulado “El Paso del Ser Humano por la Tierra en 3 minutos” la coloca bastante alta la luz que todo debemos ver, de lo que tenemos conocimiento y sin embargo mantenemos en sometimiento.

Ayer 22 de Abril se “festeja” el Día de la Tierra, en serio debe ser un día? ¿Es necesario que nos lo recuerden mediante una celebración? ¿Por qué desde pequeños somos tan incapaces de hacer las cosas sin que nos la pidan, sin que se nos indiquen los  –qué, cómo y por qué– del hacer?

Es imposible entender cómo sabiendo el hombre, teniendo frente a él películas y cortes audiovisuales narrando sucesos “ficticios” y venideros sobre futuros rumbos de la tierra, sobre catástrofes, sobre un camino incierto y más sin embargo, ese es el camino predilecto que está totalmente asfaltado, aglutinado de señalización y con una bella rubia al final de la curva sobre un auto averiado esperando alguien que le tienda la mano… jodido. La rubia se llama ambición, esa rubia que está impregnada en nuestros corazones y que constantemente buscamos para enaltecer y abastecer.

En la sed incesante y necesidad inquietante de complacer a ésta rubia, el Ser Humano hace uso de todo en su alrededor. Así. así como un joven enamorado experimentando su primer amor, así como un denso placer que espera el momento cumbre de la excitación.

Al final de cuenta sabemos todo y a la vez nada. Tenemos a la Tierra, aquí, justo ahora, siempre la tenemos más irónicamente son necesarios los recordatorios y carteles de que “también existe”.

¿Y yo? ¿Cómo coopero y ayudo al mundo?

Anuncios

Indica lo contrario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s