Destiempo I

Un sentimiento a destiempo, dos sentimientos bipolares, tres sentimientos olvidados pero siempre con las cuatro horas que pasaba a tú lado.

No fuiste un sentimiento, no fuiste un momento, no fuiste una razón, no fuiste un condimento. Fuiste tiempo de mí tiempo, eres pasado de mi esfuerzo, futuro de lo incierto y destino de mis hechos.

No fuiste cobija, no fuiste alimento, no fuiste ternura, no fuiste descenso. Fuiste sustento de mi día, base de argumento, concilio de mis pensamientos y el motivo por el cual invento este cuento.

Sí fuiste un número, sí fuiste un lugar, sí fuiste esfuerzo ¿Pero por qué eres fácil de recordar?

Y podía descansar sobre tu aroma impregnado de mi ropa, tu aroma impregnado en mi almohada más sin embargo en el momento te decía -sin perfumes y sin almohadas-

Y hoy, sí, hoy, hoy Domingo, inicio de semana, inicio el día con tú mirada sobre mi cama, despierto con tus sentimientos sobre mí cuerpo y esa aguda voz vestida de campana. ¿Por qué hoy? Qué pasó un día como hoy? Qué hicimos un día como voy? Qué nos dijimos un día como hoy?

Algo me ha de faltar, qué me falta? Algo yo he de pensar, qué falta por analizar?

Un sentimiento inoportuno, inequívoco, a destiempo pero con unos gramos de aliento…

Anuncios

Indica lo contrario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s