Religión Vs. Ser Humano [+Semana Santa]

Nada como comenzar el día con buenos ánimos, poner a tocar algo de música electrónica mientras te preparas para luchar otro día más contra el mundo. Pero mejor se pone cuando en el transporte público te topas con alguien que te tiende una mano: una persona que sabe tanto sobre su religión que ya no lo puede contener en su cabezita y debe compartirlo y ponerlo en práctica. Te dan un volantico para que practiques Lengua Española, y así mismo es: ves la palabra “ciudana” en lugar de Ciudadanía. No le digas que está mal-decío, que te “reprenden”!

El que seas Cristiano no es justificación para que no aprendas e ignores las demás cosas. El que pertenezcas a una religión no es motivo para que te olvides del mundo, en el vives!

Mientras que al Cristiano se le permite aprender y razonar y este no la hace, al Judío, por ejemplo, se le impone y niega muchas cosas no le es suficiente y sin embargo lo intenta. Escuché un caso de un Adventista Dominicano que fue a la NASA, pero comparamos ejemplo con los mismos Judíos, y estos últimos se desarrollan en áreas muy especializadas, mentes brillantes, grandes seres humanos han surgido.

No sé de donde me sale la relación y/o las comparaciones, pero es que se tiende a ver diferente. Es como si existen pero no están. Ejemplo, es difícil toparse con un cristiano que sea #patriota, al parecer esa materia no se las dan. Ellos los hay, pero muy pocos. El único sentimiento que tienen “intangible” hacia algo, es su deidad.

Es como si sólo pensaran en ellos y “su jefe”. Un negocio tipo Amway: en el que sólo te hablan para adentrarte al “negocio de tu vida”, entras tú, entras a otro más y así hasta que yo sea alguien “bueno” ya que busco/obtengo/vendo bien el producto.

No entiendo, qué hacen un grupo de personas adultas y fuertes a las 6pm cantando y haciendo culto… porque si no necesitaran trabajar se entendiera, pero sucede que siempre son personas pobres y necesitadas.

Si un Cristiano de esos tercos/ferviente/fanático lee esto lo primero que dirá -este es un satánico- … Si, el demonio soy yo, el que te lleva a tus tentaciones soy yo, el que tiene sus “pensamientos impuros” todos los días soy yo, el que busca algo en el ojo del otro para reclamarle y decirle de su error soy yo… aburrido! (Homero S.)

Y se mire por donde se mire, las celebraciones que tienen alguna relación con religiones no pueden ser perfectas, no pueden estar del todo bien, no es todo cosa buena para el ser humano. Ejemplo? Semana “Santa“.

Semana Santa, aquí les dejo un texto Cristiano que habla al respecto. A continuación un buen pedazo:

Es el periodo sagrado del cristianismo que transcurre desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, desde el punto de vista litúrgico. Es el periodo de más intensa actividad dentro de la Iglesia, por ser la Semana en la que se hace un memorial de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Aquí voy con lo que mencionaba en otro post, ¿Dónde están las religiones protestantes? ¿Las que contradicen esto? bien gracias, también tienen “intensa actividad” al igual que los católicos. No debería ser una semana cualquiera?

En este post que trata sobre qué hacen los Ateos y Agnósticos en semana santa se encuentran unos comentarios muy cómicos como -Comemos asado como unos hijos de puta!-, -Para los que creen que en esta época no se come carne tengo un mensaje para ustedes: son unos pelotudos-

Que pena que aquí en República Dominicana no se hace (o por lo menos no supe) de un Verdadero Asado de Carne en grupo, arriba Perú por eso! Para el año que viene tendré una coordinación con eso… que pena que a cierto jefe mío no se le pueda invitar (sí, al que me dijo que pasaría el día aquel de Diciembre 2012 con su familia). Yo lamentablemente la tuve que trabajar, más sin embargo en las tardes y noches, me daba mis traguitos, mi buen plato de grasa más chilindrina en casita.

¿Qué tiene de santa? -preguntaba- Pues la muerte y resurrección de un asunto. Es increíble ver como funciona el sistema eclesiástico: los protestantes no aprueban las doctrinas de los católicos, no promueven ninguna de sus “creencias personalizadas” una de ellas, la muerte de Jesús en ésta época… que rayos hacen entonces viendo películas y videitos de esos que pasan en la tv? No se suponen que no lo aprueban?

No sé de dónde  o qué es lo que le encuentro en común pero pienso que en la comunidad, pueblo o grupo donde no se tiene un centro más general y amplio de ver las cosas en este caso, la patria misma por ejemplo, no hay tal cosa como unión. Es una mera aglutinación de seres que escuchan, obedecen y actúan. Es difícil no toparse con uno de estos creyentes que sepa de donde sale “la virgen” que dicho sea paso, tuvo hijos pero pregunte ¿Cuál fue el último avance que conoce en el campo de la medicina?

Antes de ayer en la tarde salí temprano del trabajo, había sido una semana interesante y pensaba descansar desde antes que se ocultara el sol. Llegando a casa me encuentro con una ex-vecina, una señora religiosa. Esta, en conjunto con otras damas estaban repartiendo volantes que al parecer le sale bien barata la impresión y se acercó a mí: me saludo, me dió un volante, me pregunta por la familia y al final -¿Estás yendo a la iglesia?- Nop. Justo comienzo a caminar y a la vez las dos situaciones y estilos de vida: yo, a quien se le consume todo el día en trabajo y universidad y a duras penas ver uno o dos episodios de uno que otro anime pero ya después de estudiar; ella, quien vive a duras penas comiendo y viviendo todos los días a base de víveres, de muy poco recursos ya que no trabaja y encima le sale un hijo maluco. ¿Cómo o qué razonamiento nos separa o distingue tanto como para analizar nuestras situaciones y forma de vida y determinar que yo estoy mal? -¿Que hay algo dentro de mí que no está completo?- Yo sé lo que no está completo: mi barra de progreso, mi listado de logros en la vida, mi nivel Carabela #80.

Pienso que todo en la vida se debe reflexionar, principalmente uno mismo, pensar lo que hago, cómo lo hago y a quiénes afecta o beneficia pero bien pendejito está eso último. Ya no se hace no, por eso estamos peor,  por eso estamos donde estamos porque ya no hay grupos sino manadas. Le nombré a este artículo así porque siento que en el fondo de nosotros mismos, existe esa pelea entre lo que nacimos siendo, lo que nos quieren imponer mediante un nuevo nacimiento, lo que entendemos que debemos ser (que lleva a una de las dos anteriores) y sobre todo, compararnos con los demás.
Dice Juan Pablo Duarte -Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos-. Ese pensamiento a quién le hace daño? A las lacras, a los parásitos de la sociedad. Y por qué se les dice así? Cuál es el aporte de este tipo de ser vivo para con el mundo? Hay personas que comparten el mismo tipo de aporte y sin embargo no son llamadas así… “O lo son todos o ninguno”, no?

Les dejo este vídeo de los de enchufetv sobre semana santa. Una forma más cómica de ver la superstición del ser humano: Semana Santa, Quién dice!?

Anuncios

Un comentario en “Religión Vs. Ser Humano [+Semana Santa]

  1. Semana santa, fiesta movible

    Cada año los católicos celebran La Pascua o Semana Santa en conmemoración de quienes ellos consideran el “Hijo de Dios” -Jesús- que, según sus creencias, nació un 25 de diciembre y murió a los 33 años de edad crucificado. De acuerdo a sus tradiciones y dogmas este “Hijo de Dios” fue condenado por los romanos a morir en medio de dos ladrones en el Monte del Gólgota o de “La calavera”.

    En consecuencia los católicos cada año conmemoran la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús en la Tierra. Cuarenta días antes de esta fecha católica se da inicio a la Cuaresma, tiempo en el cual se prepararan mediante ayunos, ritos y ceremonias para “entrar” puros y renovados en estos días que consideran de pureza y sanación. Los Cristianos Occidentales celebran la Pascua en el primer Domingo después de la luna llena (la luna pascual) que ocurre sobre o poco después del equinoccio primaveral (tomado como Marzo 21).

    Si la luna pascual, que es calculado desde un sistema de números áureos y días y no necesariamente coincide con la luna llena astronómica, que ocurre en un Domingo, el día de Pascua es el sucesor Domingo. La Pascua, por lo tanto, puede caer entre Marzo 22 y Abril 25. Esta regla se fijó después de mucha controversia y la incertidumbre, que duró en diversas partes de la iglesia hasta el siglo VIII.

    Pero, veamos qué es y como inició este periodo de Cuaresma. De acuerdo a estudios serios y bien fundamentados Cuaresma y Pascua tienen un origen netamente pagano: “En tiempos pasados estos cuarenta días eran observados con llantos, ayuno y maceraciones en honor a Tammuz -a fin de renovar sus favores-para que saliera del centro de la tierra, terminara el invierno y causara el principio de la primavera. De acuerdo a las antiguas leyendas, Tammuz tenía cuarenta años cuando fue muerto por un cerdo salvaje.

    Así que cuarenta días -uno por cada año que vivió en la tierra- fueron designados para “llorar por Tammuz”. La observación de este periodo en honor de Tammuz no solamente era conocida en Babilonia, sino también por los fenicios y los egipcios…”. Tammuz era simple y sencillamente un Dios babilonio al que se le rendía culto en espera de siembras y cosechas favorables, entre sus rituales se incluía orgias, bacanales y todo tipo de expresiones sexuales.

    En honor a este Dios de “la fertilidad” se escogió al pez como símbolo cristiano en la Pascua, pues el pez encarna la fertilidad que se asocia y simboliza al mismo Jesús.

    El nacimiento de Jesús está íntimamente relacionado con fechas, ritos y tradiciones paganas que posteriormente fueron tomadas y adaptadas al culto católico, en realidad el 25 de diciembre es un simple plagio de una fiesta pagana o “la transpolación de la fecha de nacimiento de antiguos dioses míticos…”. Investigaciones de Albert Churchward y Joseph Whelles demuestran que antiguos dioses como Horus y Mitra, de Persia y la India, nacen de madres vírgenes, nacen el 25 de diciembre, tuvieron doce discípulos, resucitaron al tercer día, subieron a los cielos y fueron considerados Hijos de Dios.

    En consecuencia La Pascua no puede ser otra cosa que la rememoración de cultos antiguos en la pretensión de imponer un credo y una religión a antiguos pueblos que se resistían a abandonar sus cultos religiosos de fertilidad, siguiendo un ciclo de siembras y cosechas.

    Podemos afirmar que La conmemoración que hoy denominamos como Pascua estaba en sus más antiguos orígenes consagrada a la energía de la Naturaleza y más en concreto, a la diosa de la fertilidad de los asirio-babilónicos Astarté-Ischtar (la misma Diosa Madre que recibió otros muchos nombres y que por ejemplo, los fenicios-cartagineses conocieron como Tanit, los egipcios como Isis, en los países nórdicos fue Easter, para los griegos Afrodita y para los romanos Venus). Los asirio-babilonios, buenos astrónomos, la hermanaban con una de las estrellas más radiantes que observaban en el cielo y la designaban “la estrella de suave fulgor”.

    La misma palabra “pascua” no tiene origen cristiano, pues “Sostiene el origen caldeo en su propia frente. La Pascua no es nada más que Astarté, uno de los títulos de Beltis, la reina de los cielos…”.

    De ahí que Pascua haciendo referencia a esta diosa acude a la “Luna Pascual” que se erige en los cielos cuarenta días antes de esta fecha considerada magna, Astarté es la misma Luna que anuncia la proximidad de épocas fértiles y de abundancia para los hombres que salen de una época fría y de escasez por cuanto el invierno cede para dar lugar a una estación de siembra y posterior cosecha.

    Podemos destacar, igualmente, que La Pascua “es la fiesta principal del año judío que se celebra a mediados del mes de nisán, (marzo-abril), el primer sábado después de la primera luna llena de primavera…”. Pascua viene o deriva de pesah que traduce o significa “cojear o saltar”, pues según el Éxodo se relaciona con el “pasar de largo” de Iahvé por las casas selladas con la sangre de cordero y preservar así la vida de los primogénitos, rito tomado de pueblos persas y egipcios que salpicaban con sangre los portales de las casas, intentando aproximarse con el dios de la morada.

    Se mezclan en La cuaresma y La Pascua, en consecuencia, creencias de pueblos antiguos con el naciente cristianismo que trataba de imponerse como una nueva religión. De ahí que ciclos lunares, épocas de fertilidad y celebraciones orgiásticas se entrecruzan dando lugar a unas nuevas maneras de entender, ver y vivir la religiosidad.

    La “juanesca” es la clara expresión de ello, pues los doce platos evocan la abundancia de los productos de la tierra, el pez simboliza la prosperidad y la consecuente fertilidad, y la presencia de La Luna la evocación que los hombres hacían a sus dioses en agradecimiento al inicio de ese ciclo que nuevamente renovaba sus frutos, sus fuerzas y sus esperanzas de un mundo mejor.

    Me gusta

Indica lo contrario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s